Las nuevas promesas de las Matemáticas españolas
Escrito por Redacción Matematicalia   
martes, 29 de enero de 2008
Image

LOS MATEMÁTICOS DIEGO CÓRDOBA Y JAVIER FERNÁNDEZ DE BOBADILLA SON JÓVENES INVESTIGADORES YA EN PRIMERA FILA DE CARA AL RELEVO GENERACIONAL EN LA CIENCIA ESPAÑOLA. Acaban de recibir dos de las muy codiciadas becas para investigadores jóvenes del Consejo Europeo de Investigación, por cuantías de hasta dos millones de euros cada una. Su trabajo se centra en varios problemas clave para las matemáticas, entre ellos uno que figura entre los siete llamados "del milenio"- problemas cuya solución se premiaría con un millón de dólares.

El ERC sacó en 2007 su primera convocatoria de becas para "líderes de grupo a punto de establecer o consolidar un grupo independiente de investigación en Europa". Los investigadores con estas características lo tienen hoy muy difícil en Europa --asegura el ERC--, lo que supone "un dramático despilfarro de talento investigador" y "limita o retrasa la emergencia de la próxima generación de líderes de investigación, que traen nuevas ideas y energía".

La convocatoria desbordó todas las previsiones, con más de 9000 solicitudes. Los resultados oficiales se han anunciado ahora: 300 becados en toda Europa (edad media, 35 años; 26% mujeres). 17 de las becas, entre ellas las de Córdoba y Fernández de Bobadilla, han recaído en el área de matemáticas. Curiosamente, los matemáticos españoles becados pertenecen a un mismo centro, el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

OLAS, TORNADOS Y SINGULARIDADES

Diego Córdoba tiene 36 años y es Investigador Científico del CSIC. Se doctoró en la universidad de Princeton (Nueva Jersey, EEUU), donde fue profesor durante un año. Volvió al CSIC con un contrato Ramón y Cajal (número uno en Matemáticas).

Córdoba estudia ecuaciones que provienen del intento de modelar la evolución de los fluidos, un objetivo que tropieza con enormes dificultades matemáticas. Son ecuaciones obtenidas por primera vez en 1755, y son esenciales en la sociedad actual: se usan desde para diseñar aviones hasta para hacer motores más eficientes –el aire, que interacciona con la forma del avión, y el combustible, son fluidos-. Pese a ello, nadie sabe resolver aún estas ecuaciones.

Una de las líneas de investigación de Córdoba puede explicarse pensando en el movimiento de las olas: dos fluidos, el aire arriba y el agua abajo, interaccionan; la superficie de la ola es la interfaz, y el problema es describir cómo esta interfaz va cambiando, cómo evoluciona... cómo se mueve la ola. Otro problema relacionado se da en la situación en que un fluido tranquilo cambia abruptamente su comportamiento. "Un caso típico es un tornado", explica Córdoba. "Tenemos un día en calma y de repente se produce lo que nosotros llamamos una singularidad, de forma que el comportamiento del aire cambia y el tornado empieza a formarse. El problema es saber si las ecuaciones pueden describir esa singularidad".

Córdoba ha obtenido ya resultados valiosos en esta área de la evolución de interfases y formación de singularidades en fluidos, que es uno de los "problemas del milenio": los siete legendarios problemas seleccionados en 2000 por la Fundación Clay.

Javier Fernández de Bobadilla, de 35 años, se doctoró en el Instituto de Investigación Matemática de Holanda, donde pasó tres años como investigador postdoctoral. Ahora tiene un contrato Ramón y Cajal (número uno en su convocatoria) y acaba de sacar una plaza de científico titular en el ICMAT.

Fernández de Bobadilla trabaja en Teoría de Singularidades. Es un área abierta hace más de cuatro décadas que estudia situaciones geométricas o físicas en las que se producen cambios cualitativos abruptos en los fenómenos estudiados (el ejemplo del tornado mencionado antes es un caso, pero la Teoría de Singularidades abarca muchos otros). Es un área muy activa e interdisciplinar, en el punto de encuentro de las distintas ramas de la matemática (geometría diferencial y algebraica, topología, análisis, aritmética…), y con aplicaciones desde en la robótica o la criptografía hasta en la imagen médica.

La investigación de Fernández de Bobadilla, no obstante, es básica. Su trabajo se centra "en el desarrollo de nuevas ideas y técnicas, con vistas a resolver problemas abiertos bastante antiguos y resistentes a las herramientas disponibles actualmente", describe. Su beca llega después de que lograra resolver un problema planteado en 1970.

Para más información:
GABINETE DE COMUNICACIÓN de i-MATH
(CONSOLIDER INGENIO MATHEMATICA)
Divulga
C/Diana 16, 1ºC. 28022 MADRID
Telf: 917424218
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
Mónica Salomone: 649 934 887
Ignacio Bayo: 610 908 224

i-MATH, Noticias, 29 de enero de 2008.