Nacional
Escrito por Fernando Etayo Gordejuela   
jueves, 16 de agosto de 2007
La Real Academia de Ciencias de Madrid

Recibido: miércoles, 29 mayo 2006





Las matemáticas en la Real Academia de Ciencias de Madrid

 

Fernando Etayo Gordejuela

Departamento de Matemáticas, Estadística y Computación

Universidad de Cantabria

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

  

 

La Real Academia de Ciencias cuenta con una historia de más de ciento cincuenta años. Sin embargo, su actividad no es muy conocida por el público en general e, incluso, por los profesionales de la docencia y la investigación.  En esta breve nota pretendemos acercarla un poco más, haciéndonos eco de sus actividades y modo de funcionamiento. Procuraremos centrarnos en nuestra disciplina, las Matemáticas, que, como veremos, ocupa un lugar muy importante en la vida de la Academia a lo largo de toda su existencia.

 

Un poco de historia

 

El antecedente más ilustre de nuestra Academia es la llamada  Academia de Matemáticas de Madrid, creada en 1582, durante el reinado de Felipe II, y organizada por Juan de Herrera. Sus  funciones quedan recogidas por Juan de Herrera con estas bellas palabras:

 

Ha sido su Majestad seruido, q en su Corte aya vuna lectiô publica de Mathematicas, trayendo para ello eminêtes q las leâ y enseñê publica y graciosamête, a todos los q la quisierê oyr. Y con esto,por medio de su liberalidad, y magnificêcia real sus subditos, se habilitê, y ennoblezcâ enestas facultades, y ê sus reynos aya sin esperarlos de otros. Arithmeticos theoricos y practicos... Geometras diestros en el medir todo genero d superficies, cuerpos, campos y tierras. Astronomos intelligentes y fundados en la Astronomia y sciencia del curso y mouimiento d los cielos. Musicos expertos en la Theoria... Cosmografos scientificos para situar las tierras, y descriuir las prouincias y regiones. Pilotos diestros. Archirectos y fortificadores... Ingenieros y Machinistas, entendidos... para hazer y entender todo genero de Machinas... Artilleros y maestros de instrumentos y aparatos bellicos... Y ansi mismo fontaneros y  niueladores de las aguas, para los aguaductos y regadios... Y para q tambien aya Horologiagrafos de reloxes solares, y de mouimientos materiales y últimamente perspectiuos, pintores, scultores...

 

Como se ve, es una ambiciosa empresa en la que está muy claro el papel esencial de las Matemáticas en muchas otras disciplinas. Lástima que no prosperara. Y eso que nació poco después que la Casa de Contratación de Sevilla, creada por los Reyes Católicos, en la que se enseñaba el arte de navegar en mar abierto y levantar mapas, y de que Mercator fuera cartógrafo de Carlos V y Juan de la Cosa y Sebastián Caboto Pilotos Mayores.

 

Al año de haberse creado, se desgajaban de la Academia de Matemáticas los estudios de Arquitectura, y a los veinte años los de fortificaciones. Se pierde así en poco tiempo su concepción multidisciplinar. De 1625 a 1767 queda integrada en el Colegio Imperial de Madrid, y se extingue durante el reinado de Carlos III. Desde entonces se sucedieron algunos intentos de creación de una Academia de Ciencias (que englobara a todas y no solamente a las Matemáticas): de Floridablanca, de Jorge Juan y Antonio de Ulloa, y de José Bonaparte. En 1834 se crea la Academia Matritense de Ciencias Naturales, que no produjo los frutos que de ella se esperaban.

 

Durante el reinado de Isabel II, por Real Decreto de 25 de febrero de 1847, fue creada la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y declarada al propio tiempo igual en categoría y prerrogativas a las Reales Academias Española, de la Historia y Nobles Artes de San Fernando, que por entonces existían.  Al mismo tiempo, quedó abolida la Academia de Ciencias Naturales de Madrid.

 

Todas las Reales Academias se integran en el Instituto de España.

 

 Organización

 

La Academia está dividida en tres secciones: Exactas, Físico-Químicas y Naturales. En cada una existen tres tipos de académicos: Numerarios, Correspondientes Nacionales y Correspondientes Extranjeros. De los primeros hay 18 en cada sección, cuyas medallas están  numeradas (a diferencia de la Academia de la Lengua, que tienen asignadas letras del abecedario); 30 son Correspondientes Nacionales y  el número de los Extranjeros no está fijado. En la de Exactas en este momento son 30 los Académicos Correspondientes Extranjeros. Algunos de ellos están en posesión de la medalla Fields: Atiyah, que la obtuvo en 1966, Hironaka, galardonado en 1970, y Zelmanov y Lions, en 1994.

 

Desde el comienzo de su actividad la Academia ha procurado que figuraran las personas más relevantes para ocupar  los puestos, y así, por citar sólo unos ejemplos, fueron nombrados Académicos Correspondientes Extranjeros von Humboldt, Gauss, Jacobi y Arago en 1848 (la Academia había sido creada el año anterior), Le Verrier en 1850, Arrhenius en 1906, Sommerfeld en 1922, Einstein  y  de la Vallée-Pousin en 1923, Lorentz, Volterra y Levi-Civita en 1925, Rutherford en 1930, Marie Curie en 1931, Enriques y Schrödinger en 1935, Julia en 1948, Heisenberg en 1949, Blaschke en 1950, de Broglie en 1955, Lefschetz en 1960, Lichnerowicz en 1968, Dieudonné y Calderón en 1970, H. Cartan en 1971, Lions en 1997, Sternberg en 1999, Zelmanov en 2001, Deheuvels en 2002 y Atiyah en 2003.

 

Por otra parte, y para su mejor funcionamiento, la Academia tiene una Junta de Gobierno  y las siguientes Comisiones: Publicaciones y Biblioteca; Terminología Científica; Económica; Relaciones Internacionales.

 

Cada una de las secciones tiene su propio presidente y secretario, y los académicos numerarios de la sección se reúnen una vez al mes. De modo conjunto, los numerarios de las tres secciones se reúnen mensualmente en sesión plenaria.

  

Los académicos numerarios de la sección de Exactas

 

Vamos a dar los nombres de los académicos numerarios de nuestra sección, que han ocupado cada medalla (las restantes medallas corresponden a las otras dos secciones de la Academia).

 

Medalla 4: José García Otero, Juan de Cortázar, Manuel María de Azofra y Sáenz de Tejada, Miguel Martínez de Campos y Antón, Vicente de Garcini y Pastor, Juan Manuel de Zafra y Estevan, José María Plans y Freyre, José A. Sánchez Pérez, Antonio Romañá Pujó, Miguel de Guzmán Ozámiz.

 

Medalla 5: José de Odriozola y Oñativia, José Balanzat y Baranda, Miguel Merino y Melchor, Manuel Benítez y Parodi, Luis Octavio de Toledo y Zulueta, Honorato de Castro y Bonel, Wenceslao Benítez e Inglott, Manuel Velasco de Pando, Ramón Iribarren Cavanilles, Darío Maravall Casesnoves.

 

Medalla 6: Agustín Valera y Viaña, Francisco Chacón y Orta, José Echegaray e Izaguirre, Eduardo Saavedra y Moragas, Augusto Krahe y García, Esteban Terradas e Illa, Pedro Puig Adam, Gregorio Millán Barbany.

 

Medalla 12: Pedro Miranda, Lucio del Valle y Arana, Hilario Nava y Caveda, Juan Navarro Reverter, Pedro M. González Quijano, Sixto Ríos García.

 

Medalla 13: Celestino del Piélago y Fernández de Castro, Acisclo Fernández Vallín y Bustillo, Diego Ollero y Carmona, Eduardo León y Ortiz, José Ruiz-Castizo y Ariza, Cecilio Jiménez Rueda, Pedro Pineda y Gutiérrez, José María Torroja Menéndez, Jesús Ildefonso Díaz Díaz.

 

Medalla 18: Francisco Travesedo, Eduardo Novella, José Morer y Abril, Gustavo Fernández y Rodríguez Bastos, Pedro Carrasco Garrorena, Antonio Torroja y Miret, Baltasar Rodríguez-Salinas y Palero.

 

Medalla 20: Jerónimo del Campo y Roselló, Carlos Ibáñez e Ibáñez de Ibero, Eduardo Torroja y Caballé, Julio Rey Pastor, Alberto Dou i Mas de Xexàs.

 

Medalla 24: Antonio Terrero y Díaz Herrero, Joaquín María Barraquer y Roviralta, Nicolás de Ugarte y Gutiérrez, Mariano Fernández Cortés, Alfonso Peña Boeuf, Juan García-Frías y García, Manuel López Pellicer.

 

Medalla 29: Manuel Monteverde y Bethencourt, Salvador Moreno y Miranda, Francisco de Paula Márquez y Roca, Simón Archilla y Espejo, Javier Los Arcos y Miranda, Miguel Vegas y Puebla Collado, Eduardo Torroja y Miret, Felipe Lafita Babío, Amable Liñán Martínez.

 

Medalla 32: Antonio Aguilar y Vela, Francisco Prieto y Caules, Alberto Bosch y Fustegueras, Leonardo Torres y Quevedo, Francisco de Asís Navarro Borrás, Manuel Valdivia Ureña.

 

Medalla 34: Manuel Fernández de los Senderos, Frutos Saavedra Meneses, Pedro Alcántara de la Llave y la Llave, Francisco de Paula Arrillaga y Garre, José María Torroja y Miret, Ricardo San Juan Llosá, Federico Goded Echeverría, José María Montesinos Amilibia.

 

Medalla 36: José Subercase y Jiménez, Manuel Becerra y Bermúdez, Vicente Ventosa y Martínez de Velasco, Antonio Vela y Herranz, José Gabriel Álvarez Ude, Germán Ancochea Quevedo, José Javier Etayo Miqueo.

 

Medalla 38: Francisco Azorín Poch, Francisco Javier Girón González-Torre.

 

Medalla 41: Enrique Linés Escardó, Pedro Jiménez Guerra.

 

Medalla 44: Fernando Bombal Gordon.

 

En la reforma de los estatutos del año 1979 se amplió el número de académicos de 36 a los 54 actuales. Por eso las últimas medallas han sido ocupadas por número muy reducido de académicos.

 

Son electos y todavía no han tomado posesión: Pilar Bayer Isant, David Ríos Insua, Pedro Luis García Pérez, Jesús María Sanz Serna, José Bonet Solves y David Nualart Rodón.

 

Actividades

 

En un comienzo, las actividades de la Academia se centraban en el ámbito de la investigación, muy poco desarrollado en las universidades. De hecho, un número considerable de aportaciones científicas provenían de ámbitos distintos a las Facultades de Ciencias, como los cuerpos de ingenieros, tanto civiles como militares, y los observatorios astronómicos. También fueron académicos de Ciencias personalidades cuya fama se debe más a su actividad política (como Echegaray y Sagasta).

             

Los Estatutos de la Real Academia (modificados el año 1979) definen en su primer artículo que la Academia “tiene por objeto fomentar el estudio y la investigación de las Ciencias Exactas, Físicas, Químicas, Geológicas y Biológicas y sus aplicaciones, así como propagar su conocimiento”. Quizá, con el paso del tiempo, sea esta última su actividad más notable, por cuanto la Academia constituye un marco interdisciplinar adecuado a tal misión.

 

Agrupamos las actividades en tres grandes epígrafes: publicaciones, actividades de difusión científica y otras actividades.

  

I. Publicaciones

 

El Vocabulario Científico-Técnico. La tercera edición (de 1996, las dos primeras se publicaron en 1983 y 1992) contiene más de 30.000 términos y ya se está preparando la cuarta. En el Vocabulario se exponen, con rigor científico y lexicográfico, las principales definiciones de las diferentes Ciencias y su equivalencia en lengua inglesa. Se pretende, además, que sea fuente de unificación de las diferentes traducciones a nuestra lengua de las palabras técnicas importadas de otras, y que esté en permanente actualización y revisión. Se edita en colaboración con Espasa Calpe.

 

La publicación del Diccionario Esencial de las Ciencias es el resultado de un empeño académico en el tratamiento de una necesidad social: a nadie se le oculta la necesidad evidente de contribuir a la mejora de la formación científica en la enseñanza secundaria como tal y, a la vez, en el seno de una instrucción general de la sociedad. Esos son el objetivo y el público de la obra.  Contribuye asimismo a las peculiaridades de la información suministrada en ella una notable colección de ejemplos, gráficos,  fórmulas,  figuras, esquemas y tablas, que en algunos casos aclaran y en otros enriquecen los conceptos que aparecen en las definiciones correspondientes. Se edita en colaboración con Espasa Calpe.

 

La Academia publicó la Revista de los Progresos de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales  desde 1850 hasta 1905, cuando fue sustituida por la Revista de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que se sigue publicando desde entonces. Recientemente, la serie de Matemáticas (RACSAM) se ha reorganizado con la aspiración de convertirse en una revista de reconocido rango internacional.

 

Además la Academia mantiene la serie Memorias, dedicada a exposiciones monográficas, que desde el año 1930 consta de una colección específica de Ciencias Exactas, la de Historia de la Ciencia, la del Programa de Promoción de la Cultura Científica y Tecnológica,  y publica los Discursos de ingreso de los Académicos y diversos cursos, coloquios y seminarios que celebra, así como las conferencias correspondientes a las sesiones necrológicas, homenajes, actualizaciones, reedición de obras clásicas.

 

Por otra parte, mantiene una hoja web en la que informa de todas sus actividades y cuya dirección se encuentra al final de este escrito.

 

II. Actividades de difusión de la Ciencia

 

Las Sesiones Científicas son conferencias especializadas sobre temas de investigación. Se celebran una vez al mes en cada sección (el mismo día que se reúne la sección) y, como muchas de las actividades de la Academia, están abiertas al público en general.

 

Además, la Academia organiza sesiones públicas solemnes, de modo conjunto para sus tres secciones, como son la correspondiente a la Apertura de Curso o las de recepción y lectura de ingreso de los nuevos académicos numerarios.

 

El Programa de Promoción de la Cultura Científica y Tecnológica es un ciclo de conferencias divulgativas, patrocinado por la Fundación BBVA,  itinerante por España. En el último año, con títulos como “El espacio y el tiempo en las Matemáticas y la Física”, “Literatura y Estadística: problema de autoría. El caso de Tirant lo Blanc”, “Arte con Ciencia: encuentros innovadores entre Arquitectura y Matemática”, “Grandes descubrimientos matemáticos del siglo XX”.  Este año se cumplen ocho de su inicio. Instituciones públicas pueden solicitar a la Academia que se celebre alguna charla en su localidad. Además se oferta el ciclo Ciencia para Todos, que se celebra en la sede de la Academia.

 

El Programa Estalmat, sobre Estímulo del Talento Matemático Precoz, vigente ya en las comunidades de Madrid, Canarias, Cataluña, Andalucía y Castilla y León, trata de detectar, orientar y estimular de manera continuada, a lo largo de dos cursos, el talento matemático excepcional de estudiantes de 12 y 13 años, sin desarraigarlos de su entorno, Se realiza mediante una orientación semanal, que se suele efectuar cada semana por tres horas (las mañanas de los sábados) y con uno o dos campamentos al año (de fin de semana), alguna visita cultural, etc. La Fundación Vodafone patrocina el proyecto.

 

Se organizan jornadas especiales, como el reciente (3 y 4 de mayo de 2006)  Simposio Internacional: Matemáticas para el siglo XXI, que contó con el patrocinio de la Fundación Ramón Areces y en el que intervinieron destacados especialistas, como Alain Connes (Medalla Fields en 1982) y Efin Zelmanov (Medalla Fields en 1994). En años cercanos se celebraron también las  Jornadas sobre  La obra científica de J.L. Lions y su influencia en España (15 y 16 de octubre de 2003)  y la   Sesión Científica conmemorativa del centenario de A.N. Kolmogorov (4 de febrero de 2004). Además se celebran otro tipo de sesiones, como son las necrológicas, homenajes, de ingreso de académicos, etc.

 

La Academia imparte, en el seno del Instituto de España, cursos de doctorado. En el 2005-2006, en relación con las Matemáticas, los titulados “Ingeniería de control y visión artificial” y “Ecuaciones en derivadas parciales y aplicaciones”.

 

Y organiza los cursos de Historia de la Ciencia. En particular, los de “Historia de la Matemática hasta el siglo XVII”, celebrado en 1986, “Historia de la Matemática en los siglos XVII y XVIII” (en 1988),  “Historia de la Matemática en el siglo XIX” (dividido en dos partes, celebradas en 1991 y 1993) e “Historia de la Matemática en el siglo XX” (en 1996).

 

Como ya se ha señalado antes, los contenidos de la mayor parte de estas actividades son publicados por la Academia.

 

III. Otras actividades

 

La elaboración de informes sobre aspectos vinculados a la Ciencia, como los titulados “Actividad matemática en España. Un presente brillante y un futuro sombrío” y “Valoración Internacional de la Ciencia en España”, es otra de las actividades de la Academia.

 

Además, la Academia cuenta con una riquísima Biblioteca, que contiene numerosos libros editados antes de su fundación. Actualmente posee más de 27.000 volúmenes, 5.000 títulos de publicaciones periódicas y diversos materiales, como folletos, mapas, etc. obtenidos de las diversas donaciones realizadas por los propios Académicos a lo largo de la historia de la institución. Destacan los legados de M. Lorente, José Echegaray, Manuel Becerra, Fernando de Castro, Armando Durán, Enrique Linés y la colección de 1.345 volúmenes sobre historia de la ciencia cedida por la Fundación Juan March. La biblioteca mantiene relaciones de intercambio con otros organismos españoles y extranjeros y forma parte de la red bibliotecaria del CSIC en calidad de biblioteca asociada. El catálogo de los fondos puede consultarse en la base de datos del Consejo.

 

Por otra parte, la Academia otorga premios de varias clases mediante concursos y certámenes públicos.

 

Otras sociedades y academias

 

La Academia convive con otras sociedades interesadas en la promoción de las Matemáticas, como son la Real Sociedad Matemática Española, la Sociedad Española de Matemática Aplicada, la Sociedad de Estadística e Investigación Operativa, la Societat Catalana de Matemàtiques, la Sociedad Española de Investigación en Educación Matemática, la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas y la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas. Estas siete sociedades mencionadas forman parte del Comité Español de Matemáticas, que coordina las actividades españolas de ámbito internacional relacionadas con la Unión Matemática Internacional (IMU), canaliza las iniciativas de la IMU dentro del Estado español y asesora al Ministerio de Educación y Ciencia sobre las recomendaciones de la IMU relacionadas con la educación y la investigación en Matemáticas. De modo parecido, existen otras sociedades científicas en otros ámbitos, que comparten con la Academia la defensa y promoción de la respectiva ciencia.

 

Por otra parte, en 1994 se creó la Academia de Ingeniería, cuyo ámbito de interés se superpone en parte a la de Ciencias. No en vano muchos académicos de la Sección de Exactas han sido ingenieros civiles o militares.

 

El Instituto de España fue creado, siendo Ministro de Educación Pedro Sainz Rodríguez, el 1 de enero de 1938. Fueron sus promotores Eugenio D'Ors, Pedro Muguruza y Agustín González de Amezúa. De acuerdo con sus estatutos, el Instituto de España está constituido por el conjunto de los Académicos numerarios pertenecientes a las Reales Academias Oficiales establecidas en Madrid: Española, de la Historia, de Bellas Artes de San Fernando, de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de Ciencias Morales y Políticas, Nacional de Medicina, de Jurisprudencia y Legislación, y Nacional de Farmacia, constituidas en corporación nacional, a título de máximo exponente de la cultura patria en el orden académico.

 

Además, en diversas ciudades y regiones de España existen Academias de ámbito científico, de las cuales están asociadas al Instituto de España las siguientes: Academia Canaria de Ciencias, Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes, Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Buenas Letras “Luis Veléz de Guevara”, Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas, Químicas y Naturales de Zaragoza, Academia Sevillana de Ciencias, Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras, y Academia Malagueña de Ciencias.

  

Comentarios finales

 

Las actividades de la Academia alcanzan todos los grados de formación, desde el proyecto Estalmat y el Diccionario Esencial de las Ciencias, para secundaria, hasta los cursos de doctorado y las sesiones científicas, y todo tipo de públicos con inquietudes científicas. Como hemos señalado antes, quizá sea hoy su misión más clara la de propagar el conocimiento.

 

Entre sus mayores dificultades está la de no tener miembros “en dedicación exclusiva”, pues la mayor parte de los académicos son profesores de Universidad. Sí cuenta con una eficaz plantilla (secretaría, biblioteca, etc.) y con la colaboración de lexicógrafas para la comisión de terminología. Por otra parte, la financiación proveniente del Ministerio se debe completar con otras fuentes, como las logradas con los convenios de patrocinio de actividades y publicaciones (Fundación BBVA, Fundación Vodafone, Espasa Calpe, Fundación Ramón Areces, etc.).

 

En esta época de gran especialización en el ámbito científico, la Academia es prácticamente el único ámbito de reflexión y difusión científica global. Por ello también es requerida para elevar informes.

 

Referencias

 

En la página web de la propia Academia, http://racefyn.insde.es,  y en la del Instituto de España, http://www.insde.es, se puede encontrar completa referencia sobre las respectivas actividades y composición.

 

Para los antecedentes de la Academia, hemos seguido:

 

P. García Barreno: Los primeros pasos de la Real Academia de Ciencias. Discurso Inaugural del Año Académico 1995-1996. Real Academia de Ciencias, Madrid, 1995.

 

Respecto del proyecto Estalmat, puede encontrarse información actualizada en:

 

Estalmat, http://www.estalmat.org.

Estalmat Madrid, http://www.uam.es/proyectosinv/estalmat. Es la hoja web más completa: tiene informaciones completas de muchas ediciones.

 

 

 

Sobre el autor

Fernando Etayo Gordejuela es Profesor Titular de la Universidad de Cantabria, del área de Geometría y Topología. Nacido en Zaragoza, en 1963, se licenció (1986) y doctoró (1989) por la Universidad Complutense de Madrid. Su tema central de investigación, en el que ha publicado más de cuarenta artículos,  es la Geometría Diferencial, incluyendo aplicaciones a la Física Matemática y al Diseño Geométrico por Ordenador. Es recensor de Mathematical Reviews  desde 1995, y Académico Correspondiente de la Real Academia de Ciencias desde 2005. Es desde 1999 Delegado de la Real Sociedad Matemática Española en la Universidad de Cantabria, y en esta universidad ha ocupado diversos cargos de gestión: Presidente del Comité de Cantabria de la Olimpiada Matemática Española (1998-2000), Coordinador del Programa de Doctorado de Matemáticas (2002-2003), Subdirector del Departamento de Matemáticas, Estadística y Computación (2003-2004) y Vicedecano-Jefe de Estudios de la Facultad de Ciencias (2004-actualidad).