Editorial
Escrito por Edith Padrón Fernández   
sábado, 18 de marzo de 2006


Que apliquen otros o... ¿aplicamos nosotros?


En estos días nos hemos visto sorprendidos por la exitosa serie estadounidense NUMB3RS, producida por los hermanos Ridley y Tony Scott. Los distintos episodios muestran el típico thriller policial, donde el elemento original se centra en el hermano matemático del agente del FBI que protagoniza la serie al que se le pide continuamente ayuda para encontrar las claves que permitan resolver los casos. El uso de diversas teorías matemáticas, que la sociedad podría considerar nada comprensibles, son usadas en el devenir de la investigación como un elemento más que aporta luz a las causas y soluciones al problema (asesinato, desaparición, atraco,...). Visualizando la serie, surge de nuevo en muchos de nosotros la inquietud de mostrar la importancia de las Matemáticas a la sociedad. La conciencia de que la Matemática está en casi todo lo que nos rodea no es una simple anécdota: que teorías matemáticas muy abstractas han sido aplicables a problemas cotidianos es una realidad que muchas veces es difícil de hacer entender. La sociedad actual exige una utilidad inmediata a los desarrollos científicos, y la Matemática precisa de tiempo. En ocasiones, los desarrollos más abstractos han terminado por ser la clave que ha permitido, al paso de los años, resolver problemas de la Física, la Ingeniería o la Medicina.

El matemático lucha entre la belleza de las teorías matemáticas y su aplicabilidad. De este enfrentamiento, que en algunos casos se inclina a un lado o al otro, se nutre gran parte de nuestra ciencia. Tal y como mantiene Juan Luis Vázquez, Premio Nacional de Investigación en Matemáticas Julio Rey Pastor, en su entrevista para este número de Matematicalia (sección Nacional): “...hacemos [los matemáticos] lo posible por ser más útiles y al mismo tiempo por mantener ese tanto por ciento de matemáticos teóricos...”. Los matemáticos teóricos de los que habla el profesor Vázquez han hecho grandes aportaciones a otros ámbitos de la ciencia, sin muchas veces haberlo pretendido.

El célebre matemático de origen francés Serge Lang, recientemente fallecido y del que se hace una breve semblanza en la sección Internacional, se mantuvo muy crítico con la consideración de que sólo debe apoyarse la investigación matemática que aporte aplicaciones inmediatas. Como contrapartida, A.K. Erlang, matemático de origen danés, dedicó su vida científica a investigar sobre la aplicación de la teoría de probabilidades a los problemas de tráfico telefónico. En la sección Comunicación se puede encontrar un interesante artículo sobre su vida y el desarrollo de su trabajo.

Un elemento esencial en la serie NUMB3RS es la colaboración entre los dos hermanos en la resolución de casos. Frecuentemente, esa colaboración implica homogeneizar el lenguaje para llegar a un entendimiento: el agente del FBI debe plantear el problema de forma simple para que su hermano pueda buscar el modelo matemático que le permita encontrar la solución, y el matemático debe hacer comprensible la posible solución para que ésta pueda ser trasladada a la realidad. Este mismo proceso (quizás no de manera tan cinematográfica) es el que permite que diversos grupos interdisciplinares que incluyen a matemáticos funcionen en campos tan diversos como la Biología, la Medicina o la Economía. Los resultados de esta interacción suelen ser espectaculares. A este respecto, recomendamos al lector, además de los Momentos Matemáticos incluidos en este número de Matematicalia, los tres artículos que configuran las secciones de Ciencia, Sociedad y Economía. En Ciencia se incluye la segunda parte del trabajo de Néstor Torres sobre Caos en sistemas biológicos, en donde se destaca el papel de las Matemáticas, y en especial de la teoría del caos, en el estudio del comportamiento de los sistemas metabólicos, las enfermedades cardiacas o la actividad cerebral. Otro ejemplo de la aplicabilidad de las Matemáticas en el campo de la salud contenido en este número de Matematicalia es el trabajo de K. Ball, en Sociedad, sobre la Mancomunidad de sangre: se trata de determinar el protocolo que hay que seguir para poder detectar la existencia de afectados por alguna enfermedad dentro de un grupo de individuos sin más que analizar una muestra mancomunada de sangre. En la segunda parte del trabajo del profesor Gil Aluja La matemática borrosa en economía y gestión de empresas, incluido en la sección Economía, se introduce al lector en los antecedentes de los que hoy se denomina Matemática Fuzzy, la cual reconoce que una proposición puede ser a la vez verdadera o falsa, a condición de que se le asigne un grado de veracidad. Esta nueva visión de las Matemáticas está aportando nuevas perspectivas para abordar el estudio, por ejemplo, de la Economía o la Gestión de Empresas.

En algunos de estos temas aparecen como nexo de unión los fractales, objetos matemáticos que hacen posible describir la forma del caos (¡¡¡también el caos es susceptible de matematización!!!). Los fractales permiten conciliar disciplinas tan dispares en apariencia como la Matemática y el Arte. ¿Es posible hacer Arte con Matemáticas? El Arte Fractal es una respuesta a la cuestión. Cada una de las obras que se derivan de esta técnica es una expresión plástica de una fórmula matemática. En la sección Cultura se muestra la primera parte del trabajo de J. Martínez Aroza sobre este tema.

Si profundizamos un poco, no es sorprendente que Matemática y Arte compartan un espacio común, ya que ambas disciplinas están asociadas a la creatividad y a la imaginación. El año 2005 es un año que está muy vinculado a estos dos conceptos, no sólo por tratarse del Año del Quijote, sino por ser el centenario de la muerte de Julio Verne. En la sección Tecnología se muestra un análisis de la obra del escritor francés en relación con la ciencia y la tecnología.

2005 también ha sido declarado el Año Mundial de la Física, por corresponder al centenario de la publicación de los principales trabajos de Albert Einstein que revolucionaron el mundo científico. En la sección de Educación de este número de Matematicalia incluimos el trabajo de R. Moreno Fernández titulado Teoría Especial de la Relatividad: La Relatividad en clase de matemáticas, en donde se describen de manera simple las principales ideas matemáticas que subyacen en esta teoría.

Hablando de celebraciones, 2006 será un año especial para la Matemática española, ya que la fiesta matemática que se celebra cada cuatro años, el International Congress of Mathematicians (ICM), tendrá lugar en Madrid. Algunos antecedentes y detalles de la misma están incluidos en el artículo de Manuel de León (Presidente del Comité Ejecutivo del ICM2006), en la sección Multimedia.

Finalizamos este editorial retomando nuestro argumento inicial. Investigación básica y aplicada son complementos de la Matemática. Los buenos desarrollos teóricos suelen encontrar ámbitos de aplicabilidad, no necesariamente de forma inmediata. Pero esto no significa que el mundo de las Matemáticas debe renunciar a la aplicabilidad inmediata de sus teorías. “¡Que apliquen otros!” no resulta ser una reivindicación razonable, más aún cuando los aspectos prácticos de la teoría pueden ayudar a divulgar en nuestra sociedad la indudable trascendencia de la Matemática.

Edith Padrón
Editora, Comunicación e Internacional